brainstormlogo
 
banner

Pasos que puede seguir para mejorar la educación de sus hijos

Folleto de dominio público de la Asociación para la Participación Familiar en el Aprendizaje del Departamento de Educación

Lean Juntos

Niños que leen en el hogar con sus padres se desempeñan mejor en la escuela. Muéstrele a sus hijos lo mucho que valora la lectura manteniendo libros buenos, revistas, y diarios en un lugar de fácil acceso dentro de su hogar. Deje que sus hijos lo vean leyendo. Llévelos a la biblioteca y motívelos a conseguir su tarjeta de bibliotecaria. Haga que los niños lean para usted, y hable de los libros que han leído. ¿De qué se trataba el libro? ¿Porqué actuó de esa manera el personaje? ¿Qué hará ella o el ahora? Busque otras formas de enseñarle a los niños la magia del lenguaje, palabras, e historias. Relátale cuentos a sus hijos sobre su familia y su cultura. Señale palabras a los niños donde sea que vaya – el mercado, la farmacia, la estación de servicio. Motive a sus hijos a escribir notas a los abuelos y otros parientes.

Use la TV sabiamente

El desempeño académico baja considerablemente en niños que miran más de 10 horas de televisión por semana, o un promedio de más de dos horas por día. Padres pueden limitar ambos la cantidad de horas y el tipo de programa visto, ayudando a sus hijos seleccionar programas con valor educacional. Los Padres pueden también ver y comentar sobre el programa con sus hijos; esto ayudará a los niños entender cómo las historias están estructuradas, cómo se desarrolla el argumento, y la intelección y comunicación entre los personajes.

Establezca una rutina familiar diaria con un horario fijo de tareas

Los estudios demuestran que estudiantes exitosos tienen padres que crean y mantienen rutinas basadas en la familia. Asegure que su hijo atienda la escuela todos los días. Establezca un horario regular para la tarea cada medio día o tarde, prepare un sitio silencioso, bien iluminado, y motive a sus hijos a que estudien. Rutinas positivas que ayudan pueden concentrarse en tiempo para desempeñar las tareas del hogar, comer juntos, pasar un momento tranquilo juntos antes de acostarse, y tener un horario establecido para irse a dormir.
“La familia Americana es la piedra en la cual una educación sólida puede construirse. He visto ejemplos alrededor de toda la nación donde familias de dos padres, padres solteros, padrastros, abuelos, tíos y tías proveen un fuerte soporte familiar para que sus hijos aprendan. Si familias enseñan el amor por el aprendizaje, puede hacer toda la diferencia en el mundo para sus hijos.”
Richard W. Riley
Secretario de Educación de los Estados Unidos

Hable con sus niños y adolescentes – y escúchelos también

Hable directamente con sus hijos, especialmente sus adolescentes, sobre los peligros de la droga y el alcohol y los valores personales que quiera que tengan. Sea un buen ejemplo. Escuche a lo que sus hijos tienen para decir. Diálogos tan personales, incómodos que lo harán sentir, pueden ayudar a crear decisiones positivas, seguras y enriquecedoras.

Exprese altas aspiraciones para sus hijos inscribiéndolos en cursos desafiantes.

Puede comunicarse con sus hijos sobre la importancia de establecer y alcanzar desafíos en la escuela. Dígale a sus hijos que el trabajo duro y el estirar sus mentes es la manera que pueden descubrir su total potencial. Aspire y motive a sus hijos a que tomen dificultosos cursos académicos como geometría, química, tecnología de computadoras, un segundo idioma, arte, y avanzados cursos ocupacionales. Asegúrese que no estén cómodos conformándose con menos de su mejor.

Descubra si su escuela tiene estándares elevados

Su escuela debería tener estándares desafiantes para lo que los estudiantes deben saber. ¿Por ejemplo, que habilidades de lectura, escritura y matemáticas debe tener su hijo para el cuarto grado? ¿Para en octavo y duodécimo grado? ¿Y que de historia, ciencia, las artes, geografía, y otros idiomas? ¿Se reconoce el trabajo duro y la responsabilidad? Si su escuela no tiene estándares elevados, únase con maestros, rectores, y otros padres para establecer patrones y establecer estos estándares. ¡Siéntase bien en involucrarse!

Manténgase en contacto con las escuelas

Los padres no pueden esperar que las escuelas le digan cómo sus hijos se están desempeñando. Familias que se mantienen informadas sobre el progreso de sus hijos en la escuela habitualmente tienen hijos de mayor desempeño. Para mantenerse informado, padres pueden visitar a la escuela o hablar con los maestros, rectores, y consejeros. Padres pueden también trabajar con la escuela para desarrollar nuevas manera para involucrarse. Familias pueden establecer una cadena telefónica para la tarea, ser un voluntario en los comités de planeamiento y decisión escolar, ayudar a creer centros de recurso familiar, servir como mentores, como también ayudar a custodiar el propiedad escolar.

Utilice los recursos comunitarios

Actividades patrocinadas por la comunidad y organizaciones religiosas proveen oportunidades para que los niños y otros miembros de la familia se enganchen en experiencias sociales positivas y de aprendizaje. Los recursos comunitarios orientados a la familia pueden incluir el servicio de cuidado de la salud, asistencia de vivienda, educación adulta, instrucción familiar, y consejo de desempleo. Las familias pueden reesforzar el aprendizaje de sus hijos yendo a la biblioteca, museos, conciertos sin cargo, y otros eventos culturales.

Cuando padres y familias se involucran personalmente en la educación, sus hijos se desempeñan mejor en la escuela y crecen a ser más exitosos en la vida.


Todo padre y miembro de familia debería tratar de encontrar el tiempo y hacer el esfuerzo porque los estudios muestran que cuando familias se involucran, sus hijos:
  • Obtienen mejores calificaciones y puntaje en los exámenes.
  • Se gradúan del bachillerato en tasas más altas.
  • Tienen mayor posibilidad de seguir a una educación superior.
  • Tienen mejor conducta y actitudes más positivas.

La participación de la familia es una de las mejores inversiones que puede hacer. Estudiantes que se gradúan del bachillerato ganan, en promedio, $200,000 más en sus vidas que estudiantes que abandonan. ¡Un graduado universitario gana casi $1 millón más! Más importante de todo, TODOS los padres y familias pueden disfrutar de estos beneficios. No importa cuanto dinero tienes. No importa cuanta educación formal has tenido o lo bien que le fue en la escuela. La participación familiar funciona para niños en cualquier nivel de grado.

Qué es “¿La participación Familiar en la educación?”

Es una gran cantidad de diferentes actividades. Algunos padres y familias quizás tienen el tiempo de involucrarse de muchas maneras. Otros pueden tenerle tiempo para solo una o dos actividades. Pero cual sea su nivel de participación, acuérdese: Si se involucra y se mantiene involucrado, puede hacer un mundo de diferencia.
La participación familiar en la educación puede significar: Leer un cuento a su hijo preescolar...verificando la tarea todas las noches...involucrarse en el PTA... conversar del progreso de su hijo con los maestros...votar en las elecciones del comité escolar... ayudar a que su escuela establezca estándares académicos desafiantes... limitar el uso del televisor a no más de dos horas durante la semana escolar... involucrándose personalmente en gobernar a su escuela... convirtiéndose en un promotor para mejorar la educación en su comunidad y estado...e insistir sobre elevados estándares de conducta para sus hijos.
O, la participación familiar puede ser tan simple como preguntarle a sus hijos, “¿Cómo estuvo la escuela hoy?” Pero pregunte todo los días. Eso le dará a su hijo el mensaje que el trabajo escolar es importante para usted y que espera que ellos aprendan.
Muchos niños y padres anhelan este tipo de relación. Dentro de los estudiantes de las edades de 10 a 13, por ejemplo, 72% dicen que les gustaría hablar con sus padres más sobre su tarea para el hogar. 40% de los padres alrededor del país creen que no están dedicando el tiempo suficiente a la educación de sus hijos. Los maestros dicen que el elevar la participación de los padres en la educación debería ser la prioridad número uno para la educación publica en los próximos años.
-- Presidente Bill Clinton
State of the Union Address

La Asociación para la Participación Familiar en el Aprendizaje incluye más de 100 familias, negocio educacionales, comunitarios, y organizaciones religiosas nacionalmente.

Por más información llame a el Departamento de Educación de los Estados Unidos, al 1-800-USA-LEARN o escriba a:
Family Involvement Partnership for Learning
600 Independence Avenue, SW
Washington, DC 20202-8173
banner